La medicina del sueño establece que los colchones no deben ser ni blandos ni duros: está demostrado que contar con la capacidad de amoldarse a cada estructura física, considerando distintos volúmenes, pesos y requerimientos médicos.

En Fisher fabricamos colchones  de resortes y de espumas  que elaboramos nosotros mismos. Esto nos permite ofrecer un amplio surtido de densidades específicamente diseñadas para cada necesidad.

La línea de colchones de resortes incluye dos variantes. Los de acero bicónico, también llamado Bonnell, formado por resortes en forma de reloj de arena unidos a otros contiguos por un pequeño espiral de alambre helicolidal, que brinda un buen soporte inicial y aisla la transferencia del movimiento. La línea de resortes de acero enfundados o Pocket, constituida por resortes cilíndricos enfundados individualmente en bolsillos de tela separados, reduce la transmisión de movimientos y brinda una excepcional libertad de acción; además sus propiedades elastodinámicas permiten que toda la superficie del colchón responda y se adapte a los movimientos del cuerpo.

Hemos crecido y ganado la confianza del mercado fundados en los pilares que nos caracterizan y guían nuestras acciones: la confianza, el compromiso y la innovación. Estos son los principios que nos acompañan a la hora de enfrentar nuevos desafíos, lo que nos permite seguir progresando y cumplir con la expectativa de nuestros cada vez más exigentes clientes.